Bienvenidos

Sé que el blog parece abandonado, pero no es así. Simplemente es que el curro (¡que no falte!) no me permite dedicarle el tiempo que necesita para hacer las cosas bien. Así que por favor, un poco de paciencia.

Procuraré contestar todos los comentarios

Gracias por vuestra atención.



Este es un blog dedicado a diversos aspectos del llamado "cine de guerra" o "cine bélico". Los comentarios están dedicados a relacionar películas, libros, directores, actores, y cualquier otro tema que tenga que ver con dicho tipo de cine

Si te interesa alguna película de guerra en particular quizás está comentada en el BLOG PRINCIPAL. Pasate por allí para comprobarlo.

sábado, 24 de enero de 2009

Personajes arquetípicos del cine bélico: la enfermera



Con este post se inaugura este blog dedicado a aspectos del cine de guerra que, o bien se han tocado de pasada en el blog dedicado a las películas del cine bélico y merecen un comentario más desarrollado, o bien ni siquiera han aparecido, o simplemente son interesantes.

El motivo de haber elegido a "la enfermera" como primer personaje en lugar de alguno más esperable por los aficionados como "el sargento" o "el soldado raso" es muy simple. El crítico de cine Guillermo Altares escribió en 1999 un libro titulado Esto es un infierno dedicado a los personajes del cine bélico. En la lista alfabética que aparece en el índice podemos encontrar los siguientes:

  1. Civiles
  2. Espías
  3. Guerrilleros
  4. Nazis
  5. Niños
  6. Oficiales
  7. Periodistas
  8. Prisoneros
  9. Rambos
  10. Sargentos
  11. Soldados
  12. Victimas


El lector notará que "la enfermera" no aparece en el listado y sin embargo es uno de los personajes más frecuentes en las películas de guerra por su abnegada labor y probablemente el personaje femenino por excelencia en las películas de guerra. Desafortunadamente y como en la vida real, muchas veces pasan desapercibidas. Generalmente porque se las reduce al insulso papel de ser el reposo del guerrero. Pero más de una vez realizan otros roles mucho más interesantes. Repasemos las siguientes películas que nos muestran la diversidad de este personaje.






Quizás la primera vez que apareció la enfermera en la gran pantalla fue para contar la historia de Edith Cavell, la enfermera británica que ayudó a cientos de prisioneros aliados a escapar de la Bélgica ocupada durante la Primera Guerra Mundial. Los alemanes la capturaron y después de un juicio militar fue fusilada diez horas después de haberse leído la sentencia. Sensu stricto, los alemanes tenían razón. Pero lo que hicieron fue una salvajada y una estupidez. Edith Cavell se convirtió en una mártir y los alemanes quedaron manchados con el oprobio de su comportamiento inhumano. No es de extrañar que a finales de 1915 los ingleses produjeran "Nurse and Martyr", una película de propaganda que tuvo bastante éxito en los Estados Unidos. Los alemanes no entendieron lo que pasaba. De hecho los franceses habían fusilado a dos enfermeras alemanas por un motivo parecido y no habían recibido ninguna queja germana. En 1939, los estadounidenses realizaron un remake de la historia con los mismos fines propagandísticos. Fue estrenada en dicho país el día 1 de septiembre de 1939.




En la estupenda "Los cuatro jinetes del apocalipsis" de Rex Ingram tenemos otra interpretación destacada de una enfermera. Se trata de la arrepentida Marguerite Laurier a la que da vida Alice Terry. En este caso, el cuidado de los heridos, sobre todo de su maltrecho marido, es una forma de penitencia de su pasado amor adúltero con Julio Desnoyers (Rodolfo Valentino). Este personaje lo volvemos a encontrar en la caprichosa Brioni de la reciente "Expiación".





Aunque probablemente el personaje más literario de las sufridas asistentes sanitarias sea Catherine Barkley, la protagonista de la novela de Hemingway "Adiós a las armas". En la versión de 1932 fue interpretada por Helen Hayes, y en 1957 por Jennifer Jones. El personaje estaba basado en la enfermera Agnes von Kurowsky, un romance de guerra que tuvo Hemingway durante el tiempo que estuvo en el frente italiano en la Primera Guerra Mundial. La historia entre ambos personajes fue llevada al cine en 1996 y Agnes fue interpretada por Sandra Bullock. Una cosa que tienen las tres películas en común es que son bastante flojas y aburridillas.





Imagen cedida por cortesía de Caveat Emptorium, dueño del estupendo blog Viento Escarlata


Otras veces, la profesión de enfermera es una experiencia por la que la protagonista del film está obligada a pasar. De esa forma se podrá metamorfosear en un carácter mucho más fuerte en posteriores momentos de la historia. El canon de este personaje es la Escarlata O'Hara de "Lo que el viento se llevó" contemplando a la multitud de heridos que yacen desamparados en la calle esperando ser atendidos. Es una pequeña mota de esperanza y determinación que no duda en ponerse manos a la obra para dar un poco de esperanza. Una variante de este personaje está en Sally Hide, el personaje interpretado por Jane Fonda en la cinta "El regreso". Ella es la esposa de un combatiente de Vietnam que cambiará su mentalidad tras conocer a un veterano (John Voigt) que ha quedado paralítico debido a sus heridas.




En otros casos sin embargo, la experiencia también puede acabar con el personaje, tal y como le ocurre a en "Historia de una monja". Hacia el final de la cinta, la bella Audrey Hepburn se encuentra con el dilema moral entre seguir cumpliendo con sus votos de piedad y ayuda, o por el contrario negarse a curar a los heridos alemanes por considerarles enemigos de su país.



En muchas ocasiones las enfermeras son una parte del atrezzo de la historia. Son necesarias para dar veracidad a la historia pero no hacen nada más. Es el caso de aquellas que salen en "Hombres", "Los últimos días de Patton", "Nacido el 4 de julio" o "Forrest Gump". Están allí para tratar (o maltratar) al protagonista herido, lo hacen y salen de plano. Algunas llegan a tener un cierto protagonismo pero no tienen nombre en la historia como ocurre con la anónima enfermera (Irene Varsi) de "Y Johnny cogió su fúsil". En otras ocasiones son parte de la trama principal y sufrimos sus desventuras como es el caso de las protagonistas de "Camino al paraíso", la Harriet de "Paisa" o la Hana (Juliette Binoche) de "El paciente inglés".



También nos hemos reído con ellas. Quien no recuerda a la torpe, pero exuberante, teniente Dolores Crandall (Joan O'Brien) de "Operación Pacífico". Pero sin duda quien se lleva la palma en este rol son los personajes de la película y de la serie de televisión "MASH", comenzando por la Major "Morritos calientes" Margaret. El papel fue interpretado por Sally Kellerman en la película y por Loreta Swift en los 251 episodios de la serie.



Sin embargo y como ya he indicado más arriba, el rol más frecuente de las enfermeras es el de compañera sentimental del héroe de la película. Así nos encontramos a la Eva (Senta Berger) de "La cruz de hierro", a la Maggie (Patricia Neal) de "Primera Victoria", a la Anne (Sigrid Thorthon) de "Jinetes de leyenda", o a la Kitty (Eva Marie Sant) de "Éxodo". La diferencia principal de estos papeles es su tiempo de aparición en la pantalla. Porque su cometido principal es servir como paño de lágrimas y confortar al héroe cuando ha sido herido o cuando éste cree que ya no puede más. El paradigma de este personaje probablemente sea Madeleine (Laraine Day) en la película "Por el valle de las sombras". La película está basada en la odisea del doctor Wassell y su esposa para escapar de los japoneses que ocupaban la isla de Java. Cecil B. de Mille no dudó en inventarse un romance entre ambos convirtiéndoles en solteros. Sabía perfectamente que al público le gustaría que la historia de amor se desarrollase durante la huida.


Sirva este comentario como pequeño homenaje a esas mujeres que dieron tanto y a las que más de una vez se ignoró.


Segunda parte de esta entrada: Olvidos Imperdonables.

Estimado lector, si crees que falta alguna enfermera del celuloide, por favor indícalo en comentarios. De esta forma la entrada será más completa. Muchas gracias.

19 comentarios:

Myles dijo...

Hola Mayor: te sigo desde hace tiempo por la blogosfera, y me decido hoy a hacerte un comentario a este estupendo post, sólo para decirte que echo de menos entre los títulos que citas (si es que no me he despistado) el de 55 días en Pekín, con la caduca y sin embargo todavía maravillosa Ava Gardner. Un saludo

Wunderk dijo...

Curiosamente la enfermera más conocida del siglo XIX, Florence Nigthingale, de las primeras chicas "bien" que luchó por el reconocimiento de esta profesión, se hizo famosa por estar en una guerra, la de Crimea.

Fue allí con 38 enfermeras voluntarias e hicieron caer la tasa de mortalidad en el hospital de Scutari.

Desconozco si se ha hecho alguna vez una película sobre esta conocida enfermera.

Y enhorabuena por su nuevo blog.

Manuel Trujillo Berges dijo...

Pues felicidades por el estupendo post. Hasta el final, pensaba que habías olvidado a Morritos Calientes...

zetzler dijo...

Según Uris, las enfermeras históricas de los marines eran "Bellas mariposas sociales; el 99% del trabajo lo hacían los sanitarios" La razón era muy sencilla; las mujeres entre los soldados creaban problemas obvios en tiempo de guerra... y nos ofrece un excelente mexicano (Pedro Rojas) en el rol. ("No lucho por ámerica, sino para aprender medicina y aliviar a los "sucios latinos" que se mueren de fiebre en vuestro país, para enriquecer a los coyotes" Y el inolvidable dialógo: "No te gusta Pedro porque es mexicano, no te gusta Levin porque es judío, ¿Quién te gusta, Speedy?" "Me gustan los tejanos, sólo los tejanos")

Según D.H. Lawrence, muchos soldados y hasta oficiales de la IGM ODIABAN a las enfermeras "per se", ya que las REALES se parecían más a los negros de Nacido en 4 de Julio, que a las del cine. (¡Cómo lo criticaron los victorianos cuando dijo eso! Lo justo para que uno piense cuánta verdad habría...)

Lo de las ejecutadas, bueno, el viejo truco ETERNO de propaganda: rasgarte las vestiduras por los crímenes DE LOS DEMAS. Quién más grita es más recordado.

Sobre los roles del cine...¡Error imperdonable! ¡Olvidarse la de El Doctor Zhivago! Esa sí que no era una simple figurita de adorno del héroe (Adúltera además, pero cómo olvidarla) y ella sola cargaba con media película...

Respecto a 55 días...bueno Myles, paciencia, ya seguro saldrá. Y velo así: el Mayor hace muy buenas críticas, pero es una verdadera piedra a la hora de poner sólo las pelis que él quiere, y madie le ha sacado el jugo todavía...

Sobre Florence; hizo un trabajo heroico y meritorio, pero según los que la conocieron era una arpía de todos los diablos: nada que ver con el estereotipo.

Erwin dijo...

Hola Major,
simplemente comentarte que me encanta la idea general de este blog, hay mucha chicha que cortar aun en este mundo.
Estupendo arranque.
Slds

Major Reisman dijo...

Buenas

Muchísimas gracias a todos por la participación.

Bienvenido Myles, estoy pensando en volver a revisitar el cine colonial, así que tomo en cuenta la sugerencia.

Gracias por el apunte Wunderk. Efectivamente, Florence fue la más conocida y podríamos decir que fue la que hizo nacer a la profesión moderna tal y como la conocemos ahora. Sin embargo lo curioso es que no hay ninguna gran película dedicada a ella. Sólo un par de producciones para la televisión que yo no he visto. Si encuentro alguna en la mula me la bajaré para opinar sobre ella.

Pues no Manuel, ¿Cómo podría olvidar a "Morritos calientes"? :-D

Zeitzler ¡Me has pillado! ¡¿Cómo he podido olvidar a Lara?! 8-O ¡No tengo perdón! En cuanto pueda prometo modificar la entrada e incluirla.

Sobre la opinión de Lawrence, bueno supongo que habría de todo. Edith Cavell y todas aquellas que arriesgaron sus vidas por los soldados no parecen encajar en dicha opinión. En cuanto a Florence, debió de tener un caracter realmente fuerte si tuvo que lidiar con los incompetentes que hubo por allí mandando al ejército británico.

Gracias Erwin por el halago. Espero no defraudar. Aunque ya aviso que este blog no se renovará tan deprisa como el principal. Y que quizás las futuras entradas seran más cortas o más largas. Como indico en la entrada, en principio quería aprovecharlo para comentar otros aspectos del cine bélico.

Un saludo

billy el sanguinario dijo...

Enhorabuena por tu nuevo blog. Te podría decir que el cartel de la enfermera muerta por el alemán fue parodiada en el primer capítulo de la 4ª temporada de ¨la víbora negra¨ (Blackadder ¨pinta¨ un cuadro parecido para salir de las tricheras al ambiente artístico de París), uno de los capítulos más desternillantes que he visto de una serie de tv. De todas formas no entiendo el párrafo ¨Según D.H. Lawrence, muchos soldados y hasta oficiales de la IGM ODIABAN a las enfermeras "per se", ya que las REALES se parecían más a los negros de Nacido en 4 de Julio, que a las del cine. (¡Cómo lo criticaron los victorianos cuando dijo eso! Lo justo para que uno piense cuánta verdad habría...)¨escrito por Wunderk. No computado!.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Billy. Tendré que repasarme el capítulo de "La vibora negra". Por cierto, Edith Cavell tenía más de 50 años cuando fue fusilada, pero siempre la representan como una virginal jovencita en los carteles de propaganda.

En cuanto al comentario al que haces referencia es de Zeitzler, no de Wunderk.

Un saludo

caveat emptorium dijo...

Buenas, Reisman,
Excelente campaña paralela la que ha emprendido... Así se tienen todos los frentes cubiertos ;-)

Muchas gracias por la mención, pero el mérito corresponde al equipo de la Selznick International, por conseguir ese bonito plano de esa enfermera tan poco voluntaria.

Hay un par de películas que cuentan (más o menos) la historia de Florence Nightingale, una con Kay Francis, "The White Angel", y otra con Anna Neagle, "The Lady with the Lamp".

Y también conviene citar "So Proudly We Hail" y "Cry Havoc", que tienen a las enfermeras en el Pacífico como protagonistas.
Saludos

Alatriste dijo...

Solo mencionar a la enfermera de la espantosa 'Pearl Harbor', que prueba que el estereotipo sigue vivito y coleando en Hollywood ¿Y por qué no? La enfermera cumple dos papeles esenciales, por un lado es la mejor excusa para justificar la presencia de un personaje femenino y por otro permite mostrar los hospitales, la abnegación del personal sanitario, el sufrimiento de los heroicos heridos y todas esas cosas...

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por los comentarios.

Caveat, quien encontró la foto fuiste tú, por eso el mérito de mencionarte. Pero gracias por la puntualización. No conocía las de Florence, en cuanto a las otras, si las conocía, pero no las he mencionado (Está claro, uno no puede estar en todo :-) De todas formas están apareciendo más películas y personajes gracias a los comentaristas, por lo que creo que voy a animar a la gente a dejar comentarios indicando dichos personajes y así hacer más completa la entrada.

Maese Alatriste, gracias por el apunte. En el caso de la infame "Pearl Harbor" debo decir a vuesa merced y en mi propio descargo, que intento olvidar el dolor y desasosiego que me causó tan pavorosa visión. Es por ello, que éste vuestro humilde servidor, no consideró poner a dicha bellaca zarapastrosa entre las otras mujeres insignes de la humilde entrada que escribí.

Un saludo

Zeitzler dijo...

Bueno, tal vez no me he explicado bien, mi querido Billy: D.H. Lawrence era contemporáneo de la IGM. Según él las enfermeras de verdad prestaban el servicio de tan mala gana (y en condiciones tan inhumanas para los soldados) como los negros de la película de Cruise. Y, sobre todo, reclamaban sus derechos como mujeres (en una época en que estos eran tan discutidos como los de los negros) con la misma agresividad que ellos los suyos: por eso uso el símil.

En nuestros tiempos, en que unos y otras ya los tienen, no se comprende la "herejía" que para muchos soldados era eso. (La película de Cruise en que los negros le dicen "Tragáte tu viet nam: tú no sabes lo que es ser negro" es la que mejor da una idea del equivalente: ímaginate que le dijeran a un inválido de la IGM "trágate tu guerra mundial: tú no sabes lo que es ser mujer")

Recordar también que tras la IGM muchas minorías obtuvieron el derecho de ciudadanía que nadie podía disputarles ya,(yugoslavos, polacos, etc) con cierto resquemor de los que ya la tenían (austríacos, rusos, etc). En el caso de las mujeres pasó algo similar, chocante para muchas personas que aún tenían los valores y principios de antes. Por eso era un verdadero tema tabú, que quién lo mencionara se ganaba odios africanos de parte y parte...

Pero es cierto que debió de haber de todo. Sin embargo, históricamente es un error creer a priori que TODAS las enfermeras eran como las pintan las películas. Y es un error histórico que el cine bélico definitivamente alienta. Por eso hay que aludirlo.

Milgrom dijo...

Hola Major Reisman:

Me parece una idea estupenda la que desarrollas en este blog, espero que las futuras entregas tengan la calidad que destila esta, que me parece soberbia.

Te seguiré por aquí como ya hago con tu otro blog.

Saludos

Anónimo dijo...

La enfermera y la doctora en las maniobras del ejército (filmes con Edwige Fenech).......

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por los comentarios

Zeitzler apunta una cosa muy interesante. De hecho la liberación de la mujer fue una de las muchas cconsecuencias de la IGM. La mujer sustituyó al hombre en las fábricas y demostraron que sabían y podían hacer lo mismo que ellos. De ahí al reconocimiento de la igualdad civil sólo había un paso.

Gracias por el halago Milgrom. Intentaré no defraudar.

Anónimo, gracias por indicar la existencia de ese tipo de películas. Son cutres a más no poder, pero están ahí.

Un saludo

Raùl dijo...

La obra de D. H. Lawrence a la que Zeitzler se refiere es "el amante de lady Chatterley" y es notable que el marido de la protagonista (un heroico ofical inválido de la IGM cuya impotencia sexual obligada tras la guerra es la causa de que su esposa se busque el amante) sea el más interesante de todos: para los cánones de la época fué un escándalo tremendo, pero es notable la similitud entre el conflicto del personaje y el filme de Cruise de 4 de Julio. Personalmente, creo que Zeitzler tiene razón: las enfermeras de verdad en la cochina vida real no debieron ser tan idealizadas como las del cine...bueno, que diablos, TODO en la guerra real es distinto del cine.

Muy interesante lo de la enfermera fusilada. Pero creo que la mentalidad alemana de "orden y disciplina" debió hacerles pasar por alto el riesgo publicitario de sus actos, y dejado pasar la ocasión de hacer quedar mal a los franceses a su vez. Y una interesante moraleja (Y LA PALABRA MORALEJA ES LA IDEAL) en el mundo médiatico (cine, prensa, etc)la gritadera importa más que los hechos reales. Al presidente Uribe han tenido el infernal descaro de acusarlo de falsificar los emblemas de la cruz roja internacional en el reciente incruento rescate de Ingrid Betancourt varios años secuestrada por las FARC y nadie dice nada de la ilegalidad del secuestro en sí. ¡En pleno siglo XXI!

¿La Cruz roja no sancionó por sí misma la conducta de la enfermera(s) que intervenían en los conflictos?

Se supone que es neutral. Luego debía de haber aclarado su posición como tal.

Pero no estoy muy ducho en derecho de guerra...

Y muy oportuno lo de mencionar a Lara...bien por rehabilitarla, Mayor.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Raúl.

Hay que apuntar que el personaje de Cruise es un personaje real, mientras que el de Lawrence es ficticio, aunque es probable que se basara en algún escándalo de la época.

Sobre el fusilamiento de enfermeras. Efectivamente ya indico en la entrada que lo que hizo Edith Cavell fue "ilegal" desde el punto de vista del derecho de guerra existente en la época. Pero los ingleses lo aprovecharon perfectamanete. Además, los propios alemanes también pusieron su grano de arena, porque ya habían cometido bastantes desmanes con la población civil de Bélguica. Si simplemente la hubieran detenido, juzgado y conmutado la pena de muerte por razones humanitarias, habrián ganado la baza propagandística.

Un saludo

Veterano dijo...

A propósito de enfermeras, hace poco vi una película canadiense sobre la IGM, Paschendaele, sobre la batalla homónima. No es que sea una super pelicula, pero al menos, las enfermeras de guerra salen bien representadas,no obstante la historia romantica entre la enfermera de origen aleman Sarah Mann y el soldado canadiense. Otra NURSE para tener en cuenta.

Major Reisman dijo...

Buenas

Gracias por el comentario Veterano. "Passchendaele" será una de las que comentaré cuando vuelva al tema de la IGM

Un saludo